Algo más de 4 meses de convivencia con la gente del barrio donde vivia en Kathmandú, daba clases en un colegio por las mañanas de distintas asignaturas como profesor substituto y ayudante.

En el tiempo restante dediqué a elaborar un reportaje gráfico en el que posteriormente basé una serie de cuadros que realicé.

 

Hubo tiempo también para una documentación más formal de antiguos manuscritos y esculturas en el Museo de antigüedades del barrio de Baktapur, tan afectado por el terremoto del 2015.