Un lugar para imaginar y crear nuevas realidades, más allá de lo aparente.

Un lugar para generar espacio en el interior.

Espacio para conectar puntos sueltos que hacen recordar.

Te muestro varios caminos como posible fuente de inspiración, para elegir entre ellos.

Quién se atreve a imaginar consigue encontrar el puente de luz que solo se hace visible cuando las lágrimas caidas del cielo son alumbradas por el sol.

Agua en luz que revela lo invisible al ojo, para enseñarle la esencia de aquello que vé.

Arco es el origen, que se sostiene en su propio vacío.